El cambio es una cuestión de actitud

Mucho se habla sobre el cambio. A veces lo tememos, a veces lo deseamos, a veces ambas cosas a la vez.

¿Te has fijado en que al salir de casa siempre sueles tomar el mismo camino? Seguro que tienes una forma especial de coger el vaso antes de beber, una forma particular de dejar las llaves al entrar en casa o una forma determinada de saludar a tus hijos.

Repetimos para economizar esfuerzos, automatizamos para ahorrar y ser más efectivos. Repetimos actos, repetimos pensamientos, repetimos,… pero hoy es sábado y te lanzo una invitación,

¿Qué tal si mañana -o quizás hoy mismo- cambias alguna de tus rutinas? Puede parecer nimio, puede parecer una tontería, pero para conseguir introducir un pequeño cambio tenemos que activar nuestra atención y ese “darnos cuenta” de lo que venimos haciendo es ya una puerta abierta al descubrimiento y por lo tanto, al aprendizaje.

Si cada día nace distinto… Si deseamos alcanzar algunos objetivos…

¿Ponemos nuestro granito de arena para conseguirlo? No tienes por qué esperar a que alguien lo haga por ti. Entrénate.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Psicologia-coaching y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s