Los sentidos del amor: ¿Te sientes una marioneta?

Para empezar esta sección he recuperado una canción de mi infancia (las letras de las canciones serán una fantástica ayuda en este viaje a través del amor), “Marionetas del amor”, con la que la cantante inglesa Sandie Shaw ganó el festival de Eurovisión en 1967.

Parece una canción inocente con una melodía pegadiza, alegre, energética… pero encierra un gran drama: la dependencia y el sufrimiento por amor.

Sí, la canción cuenta la historia de una dependencia afectiva. La mujer que “está a la espera” del otro, la mujer que queda paralizada esperando que “el  otro” se fije en ella, la vea, la reconozca y  la atienda, manteniendo la secreta esperanza de que cuando sea amada su  mundo cambiará, que su rutina  habitual (soledad, entorno familiar, situación económica, tedio, desesperanza, tristeza…) se transformará.

Así planteado el tema puede parecer obvio y hasta ridículo, pero estoy segura que todas podríamos encontrar algún reflejo -aunque sea leve y antiguo- de este tipo de sentimiento en nuestras vidas.

¿Acaso las mujeres actuales somos tontas? En absoluto. Pensemos que las mujeres actuales no acabamos de nacer, no hemos salido de la nada. Tengamos  presente que nos han educado en unos valores determinados, nos han aleccionado acerca del amor y que en ocasiones, esas creencias forman parte -aunque las rechacemos visceralmente- de nuestro ser más íntimo. Y esa cuestión no sólo afecta a las mujeres, también a los hombres que -tanto como nosotras- se ven repitiendo esquemas y comportamientos aprendidos que nos crean a todos dolor, sufrimiento o carencia. ¿Somos marionetas bailando en la cuerda del amor? Creo que, en ocasiones, sí.

¿Cuál es el camino? En Mujeres colapsadas creemos que la toma de conciencia, el irnos dando cuenta poco a poco de cúantas expectativas ponemos en el amor, de qué tipo son y a qué nos conduce la fustración que se siente al ponerlas a prueba en la vida real. Porque en parte se trata de eso, de trascender la idea del amor y llevarla a la práctica con  éxito, con satisfacción, con el objetivo de que ejercitar el amor nos aporte crecimiento y desarrollo.

Seguiremos en el tema si os apetece. Creo que como bien dice la canción “El amor es la cuerda que puede romper mucha felicidad”… y añado yo, “y que también puede darla”. Agradecería vuestros comentarios, mientras os dejo con un detalle de la letra…

¡Ay! Si me quisieras lo mismo que yo,
pero somos marionetas bailando sin fin
en la cuerda del amor.
Un payaso de feria seré
queriéndote siempre así.
Dando vueltas de amor viviré
siempre detrás de ti.
No sé ni dónde vas,
ni dónde me llevarás.
(…)
Es la angustia de estar sin saber
cuándo tú me querrás.
Es la cuerda que puede romper
mucha felicidad.
(…)
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Arte-música, Los sentidos del amor y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s