Hablarse bajito

Hablamos muchas veces del exterior y pocas del interior. Identificamos con relativa facilidad las posiciones de los demás pero en muchas ocasiones desconocemos las nuestras (las propias).

Los teóricos nos dicen que pensar es hablar con uno mismo. A mí siempre me ha gustado decir que “pensar es hablar bajito, tan bajito que sólo te escuchas tú”.

¿Qué te has contado hoy mientras te “hablabas bajito”?


Anuncios
Esta entrada fue publicada en afectos, Psicologia-coaching y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s