Prostitución: Alquila mi cuerpo

Ayer el Presidente del Gobierno español anunció el compromiso social, claro y rotundo, para acabar con los anuncios de prostitución en la prensa (¿Extensivo a Internet?). Esta decisión la enmarcó  en dos objetivos:

1- El plan de lucha contra la trata de personas con fines de explotación sexual, que entró en vigor el pasado enero.

2- «conseguir sensibilización y concienciación ciudadana para que no haya complicidad con estas prácticas»

Para Zapatero, «Mientras sigan existiendo anuncios de contactos se estará contribuyendo a la normalización de la prostitución».


Desde Mujeres Colapsadas nos gustaría ofrecer un espacio de reflexión y opinión al respecto.

En el punto 1 creo que la mayor parte de la sociedad española estará de acuerdo en que la llamada “trata de personas” (mujeres, niños u hombres) debe ser abolida. Instituciones como Fundación Mujeres, el Ministerio de Igualdad español  o la Fundación Helen Bamber trabajan todos los días por ello.


Aquí sólo añadir que el negocio de la trata de personas se mantiene porque existen clientes CÓMPLICES que compran el servicio bajo la excusa de decir que

“yo no sabía que esto ocurría, pensé que me ofrecía sexo libremente y no trabajaba para nadie”.

El escenario está servido: Ellas conocen el oficio y son bien aleccionadas. Deben asegurarse de que ellos se sienten comprendidos, escuchados, deseados y de que volverán a visitarlas. A ellos les gusta creer que los consideran especiales y que son excelentes amantes.

Sin clientes, no hay negocio.

Sin clientes, no hay explotación.

El punto 2 (que no tiene por qué ir asociado al punto 1) me parece el más controvertido y el que más opiniones diferenciales obtiene. La prostitución (de mujeres y hombres) cuenta con detractores pero también con defensores. La sociedad se encuentra muy dividida.

La historia de la prostitución en el mundo y en España es la que es. Es obvio que ha sido y es una práctica habitual, con un número considerable de personas que la usan y la practican. Hay muchos clientes y muchas personas que se prostituyen.

Hay personas que alquilan cuerpos (mayoritariamente hombres) y hay personas que alquilan sus cuerpos (mayoritariamente mujeres).

Actualmente, muchas personas cobran y pagan por mantener relaciones sexuales del tipo que sean. Es evidente que se trata de un lucrativo negocio, tal y como nos explicaba J.Dubner en la entrevista de La contra el pasado mes de mayo, avisándonos de la “caída de los precios” del sector.

Los motivos por los que esto ocurre podrían ocupar (y de hecho ocupan) millones de páginas.

La pregunta a lanzar desde Mujeres Colapsadas es si somos conscientes de qué significa la existencia de la prostitución y si queremos que eso siga siendo así. La habitualidad, la “normalidad”,  hace que en muchas ocasiones no revisemos nuestros significados personales.

Indagar, lanzar preguntas sobre los hechos siempre enriquece. En el próximo post os propongo algunas.

¿Qué opinas tú?

Responde a nuestra encuesta

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Cuerpo, Educación, Mujer, Sexo, Sociedad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s