Vestidos clásicos: el fourreau negro

La moda femenina del siglo XX nos ha dejado algunos vestidos considerados “clásicos” y que hoy en día siguen siendo prendas indispensables en el fondo de armario femenino.

Hoy os presento uno de mis preferidos por su gran elegancia y versatilidad: El “fourreau negro”, perfecto comodín para infinidad de situaciones y compromisos sociales, especialmente los eventos de tarde o noche.

¿Lo conoces? Seguro que sí. Te daré una pista… Una bellísima mujer morena elegantemente peinada con un sofisticado moño alto se baja de un taxi para desayunar un croissant delante del escaparate de la joyería Tiffany’s…

Efectivamente, ella era la actriz Audrey Hepburn y la película, “Desayuno con diamantes”.

¿Dónde surgió? El “fourreau negro” tiene su origen a mediados de los años 20 y se atribuye a Coco Chanel. En los años 50 se lanza con fuerza y es bautizado por la revista Vogue  como “El Ford de la moda”. Su apogeo llegará en los años 60 cuando se lo promociona de la mano de Jacqueline Onassis (se le llegó a llamar “vestido Jackie O.”).

¿Qué caracteriza al “fourreau” clásico? Su color negro, su línea “tulipán” (ceñida en la cintura y entubada en el bajo) y su cuerpo entallado, rígido y sin mangas. El escote es redondo, liberado en la espalda para dejar asomar los omóplatos. El largo del vestido es hasta el empeine, pero si quieres utilizarlo para un cóctel puedes acortarlo.

Ésa es la estructura más básica y clásica del diseño. Con el tiempo las líneas  han evolucionado y actualmente se juega con el escote (más o menos pronunciado), las mangas  y por supuesto,  con los complementos (zapatos salón, guantes y collares) para adaptarlo a distintas situaciones sociales.

¿Qué pasa con los tejidos? Para la confección de este modelo de vestido puedes emplear distintos tejidos pero te aconsejo utilizar seda negra, ya que le aporta caída y brillo, acentuando el matiz azabache del vestido. Claro que si le quieres dar más juego puedes utilizar un tejido de crepé o punto que te permitirá lucirlo hasta en el trabajo (combinándolo con los complementos adecuados).

Os dejo ahora con algunas versiones más modernas del “fourreau”, comprobaréis que se trata de un vestido ajustado, minimalista y muy favorecedor en todas sus versiones y colores.


Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Imagen-Belleza, Moda y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Vestidos clásicos: el fourreau negro

  1. Audrey Hepburn, elegantísima. Me hace acordar a lo elegante que siempre se ve Katherine Z. Jones. Esa mujer es bella, se casó con un viejazo, qué pena pero linda. Y muy buena actriz. Ese vestido con cuello japonés, genial!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s