¿Conoces tu música interior? Sonidos del cuerpo

Hace ya algunos años alguien me lanzó una sabia pregunta: ¿Conoces tu música interior?

He de confesar que por aquel entonces la pregunta me descolocó y anduve rato divagando sobre su sentido…

¿A qué se refería? ¿Al ritmo que llevaba yo? ¿A si iba agitada o lenta? ¿Al  tipo de música con el que me identificaba: rock, pop, disco, baladas…?

Ayer, la cantante Totó la Momposina (cantautora colombiana) en la entrevista que concedía a La Contra comentaba:

“Todo tiene su propia melodía, lo vemos en el hombre y también en el universo: no hay dos estrellas iguales”.

Y si, de eso se trata, de conocernos más y mejor, por dentro y por fuera. De reconocer en cada uno de nosotros lo único, lo particular, lo que nos diferencia, aquello que nos dota de valor y que resulta irrepetible.

Hoy en Mujeres Colapsadas te invitamos a dirigir la atención hacia tu cuerpo para que puedas descubrir cuál es su melodía.

Estamos acostumbrados a prestar atención a los sonidos externos: ruidos del ambiente, voces, música. Pero… ¿Sabes llevar la atención a tus sonidos internos?

Nuestro cuerpo produce constantemente sonidos  que  tienen melodía, armonía y ritmo y por lo tanto, música. ¿Puedes oírlos?    ¿Eres capaz de reconocerlos?

Te propongo que hagas una prueba… coloca una de tus manos durante unos instantes sobre tu corazón, cierra tus ojos y permanece concentrado/a en él unos minutos… ¿Consigues oír sus latidos? ¿Son rápidos? ¿Lentos? ¿Agitados? ¿Fuertes? ¿Débiles? ¿Regulares?…

¿Has conseguido oír algo? ¿Qué has descubierto?

Si no lo conseguiste no te desanimes, entrenar la atención interior requiere tiempo y dedicación. Pero vale la pena, es la llave que te permitirá regular tus estados emocionales y tus estados corporales. Si lo conseguiste, felicidades, has empezado a escuchar la vibración de tu propia vida.

¿Quieres seguir explorando? Busca unos tapones para los oídos (con cera o unos trocitos simples de algodón) y colócatelos taponándolos.

Concéntrate ahora en tu respiración… Toma aire por la nariz y escucha el sonido que emites… a continuación suelta el aire por la boca y permanece atento/a al sonido…

¿Puedes escuchar simultáneamente los sonidos de tu corazón y respiración? ¿Siguen algún ritmo? ¿Tienen armonía?

Escucha los sonidos que produces, la exploración interna a la búsqueda de sonidos es todo un arte. Es una forma de meditación. Puedes entrenarla y aprender a descubrir cuál es tu melodía corporal interior. El tono, el ritmo y la cadencia de esta desconocida melodía corporal nos desvela mensajes de nuestro cuerpo y de nuestras emociones, sentimientos profundos que están más alla de las palabras.

Conocer tu melodía interior y aprender a manejarla es una potente herramienta para conseguir la salud mental y física. Desde Mujeres Colapsadas te invito a que empieces por tomar conciencia de sonidos fuertes, intensos, como el del corazón o la respiración e intentar descubrir poco a poco los más sutiles como el parpadeo o  el fluir de la sangre.

Te aseguro que eres música… aunque quizá,  por ahora, no hayas adquirido la habilidad de escucharla.

Puedes convertir esta exploración en un juego y por qué no, compartirlo con los niños. Para empezar a enseñar a los más pequeños te recomiendo empezar mezclando los sonidos que produce el cuerpo audibles desde el exterior como los de este vídeo y pasar poco a poco a sonidos interiores (corazón, torrente sanguíneo, parpadeos, etc.)


Volveremos sobre el tema…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuerpo, Psicologia-coaching y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s